sábado, 27 de octubre de 2012

Mis niños


Con sus sonrisas podemos recordar lo simple que puede ser la vida, con su llanto recordamos que el dolor es tan distinto para cada uno, con su constante búsqueda de protección nos damos cuenta que todos empezamos así y que hemos olvidado que alguna vez necesitamos a alguien que estuviera pendiente de nosotros, si esa persona hubiera estado sumegida en si misma no hubieramos podido crecer.
Cuando observamos como crecen, como aprenden, como internalizan las experiencias de manera tan distinta nos damos cuenta que gracias a ellos este mundo se mueve ...
Este es un homenaje para mis hijos ya que estan  en mi vida, que los amo demasiado, que gozo al verlos crecer y me están enseñando a no dejar de lado a mi niña de adentro
.

1 comentario:

Rosa Berta Ana dijo...

Me gusta tu blog, pasa por mi blog y recoge tu premio. http://logopediaenespecial.blogspot.com.es/